30 de julio: DIA MUNDIAL CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

Ojalá la reflexión y la toma de conciencia vayan siempre acompañadas de gestos concretos, que abran también vías de emancipación social. El objetivo, de hecho, es que cada persona esclavizada vuelva a ser protagonista libre de su propia vida y parte activa en la construcción del bien común

29 de julio de 2021. Con estas palabras el Papa Francisco invitaba el pasado mes de febrero a una jornada de oración mundial de oración y reflexión sobre la Trata de Personas. El 30 de julio, la ONU invita nuevamente a mirar esta realidad en el Día Mundial contra la Trata de Personas, bajo el lema “Las voces de las víctimas marcan el camino”, subrayando la importancia de escuchar y aprender de las personas supervivientes de la trata. La campaña de difusión por todo el mundo es un corazón azul, símbolo de la tristeza de quienes sufren la trata pero también de la dureza e insensibilidad de aquellos que compran y venden a otros seres humanos.

Es difícil calcular el volumen del negocio de la Trata. Las cifras más conservadoras elevan a 10.000 millones $ al año, aunque la OIT elevó esa cifra en 2014 a los 150.000 millones, convirtiéndolo en un negocio equiparable al comercio de armas y al tráfico de drogas. Los casos denunciados se estima que son una parte ínfima de la realidad (50.000 personas), y se calcula que puede haber más de 20 millones de víctimas al incluirse la explotación con fines laborales. El 70% de las víctimas son mujeres y niñas, y de ellas el 80% lo ha sido con fines de explotación sexual. Debido a la feminización de la pobreza es más fácil que una mujer y una niña caiga víctima de la trata que un hombre o un niño, aunque la cifra de este último colectivo, para fines de explotación laboral, aumenta vertiginosamente. La Organización Internacional de las Migraciones cifra en 500.000 el número de mujeres que entran todos los años en Europa Occidental para ser explotadas sexualmente.

Detrás de las cifras hay personas que sufren una grave violación de derechos y situaciones que se sitúan al límite de la dignidad y supervivencia. Si logran escapar de la esclavitud a la que se ven sometidas, no siempre son acompañadas por la protección de los sistemas policiales, legales y sociales, y es frecuente una revictimización, que ha sido denunciada en numerosas ocasiones. En este día se pone el foco en su relato, para sensibilizarnos y para que la sociedad ponga todos los medios a su alcance para erradicar la trata de personas.

Proclade Bética ya trabaja en proyectos que buscan visibilizar y combatir la realidad de la Trata de Personas (Pastoral Migratoria en La Quiaca-Argentina), y durante este año 2021 se busca fortalecer y financiar esta línea de trabajo en España y en Bolivia.

Si quieres saber más de la Pastoral Migratoria en La Quiaca (Humahuaca), pincha aquí.

 

Nos importa tu opinión, deja aquí tu comentario