COVID19: El desafío para la Cooperación en la misión claretiana en Tarija (Bolivia)

Por Pepe Rodríguez Murillo cmf

Querida familia de Proclade Bética.

Aunque ya hayamos Pentecostés y todo, me animo a desearos lo principal del mensaje de Jesús: Él Vive y quiere que haya vida para todos. Y en el tiempo que estamos pasando lo tenemos complicado.

Estamos inmersos en la misión de la Pastoral Social y Solidaridad en la parroquia de Fátima, en Tarija (Bolivia). Y hacemos lo que podemos, reconozco que se podría hacer bastante más, pero en otro contexto humano y político. De todos modos, nuestro trabajo social es prioritario en nuestras acciones pastorales, tanto en la ciudad como en las comunidades rurales.

No nos queda más remedio que aceptar la situación tan difícil que atravesamos tanto en Europa como en América Latina. Y más concretamente en Bolivia. Pero la esperanza no la perdemos. Me parece que nos pasa como a los Discípulos de Jesús después de su muerte (decaídos, miedosos…), pero llenos de fuerza y de vida después de la Resurrección. Dejemos que el Espíritu del Resucitado llene nuestra vida y nos lance a tantos hermanos que nos esperan.

Un fuerte abrazo.

Nos importa tu opinión, deja aquí tu comentario