Entrevista con Cristina Tello, nueva directora del Proyecto Hogar Padre Lerchundi

Cristina Tello Sánchez es la nueva directora del Proyecto Hogar Padre Lerchundi en Tánger. Una vez pasado el comienzo de curso, siempre ajetreado, desde la sede central de Proclade Bética hemos querido charlar con ella para, los que no la conozcan, darla a conocer un poquito más y a la vez, presentarla oficialmente.

¡Bienvenida a tu nueva responsabilidad!

¿Podrías describirte brevemente: lugar de nacimiento, estudios, trayectoria en cooperación y cómo llegaste al Hogar?

Mi nombre es Cristina, soy de Salamanca, licenciada en Historia, diplomada en Educación Infantil y tengo un máster en Cooperación Internacional y Gestión de ONGDs. Hice mis prácticas de Máster en Tánger en 2012, así llegué a la cooperación, a Tánger y fue durante esos meses en los que conocí el Hogar y empecé a hacer voluntariado aquí. Después he seguido viniendo como voluntaria para campamentos y en otras épocas del año ya que el vínculo creado fue muy especial y siguió creciendo a pesar de la distancia. En septiembre de 2017, hace justo ahora dos años me mudé a vivir al Hogar con mi pareja, y durante estos dos años he sido voluntaria del mismo, hasta septiembre de este año que he asumido la coordinación general del mismo.

¿Qué sientes al ser la nueva directora del proyecto Hogar Lerchundi?

Me siento muy agradecida por la confianza que Proclade ha depositado en mí y con mucha responsabilidad a mis espaldas.

¿Cuáles son los retos principales que te planteas?

Mi principal reto es que las familias vean y sientan el Hogar como una parte más de su vida y de sus familias, que seamos capaces de marcar un camino común teniendo siempre como objetivo el mejor desarrollo y las mejores oportunidades para el futuro de nuestras y nuestros niñas y niños. Me gustaría que las madres sientan que el Hogar es un lugar del que ellas forman parte y que también sea un referente para que ellas crezcan como personas. Creo que ellas tienen que estar en el centro de todo porque sin ellas nuestro trabajo se pierde una vez que las y los niñas y niños salen de las puertas del Hogar para volver a casa.

¿Alguna innovación?

Por mi carácter soy una persona bastante paciente y tranquila y eso se refleja en mi trabajo y en mi manera de gestionar. El Hogar es un proyecto que lleva muchos años funcionando, en 2020 cumplimos 25 años. No voy a inventar nada nuevo, pero voy a poner mis capacidades a disposición del equipo y de nuestras familias para poder ajustar nuestra ayuda y nuestra intervención a sus necesidades, que evidentemente han ido cambiando a lo largo de estos 25 años.

¿Podrías dar un mensaje a todas las personas que colaboran con Proclade Bética?

Sólo puedo darles gracias por su apoyo y su compromiso, porque gracias a él podemos seguir haciendo nuestro trabajo día a día, que no es más que estar al servicio de nuestras familias. Nosotros somos sólo meros ejecutores pero el sentimiento y la implicación de cada uno de nuestras y nuestros colaboradores es lo que hace que el Hogar siga en marcha 25 años después.

Nos importa tu opinión, deja aquí tu comentario