Las mujeres rurales impulsan el sistema productivo agrario

14 de octubre de 2021. El derecho a la igualdad y al trabajo digno de las mujeres en todo el mundo tiene un impacto decisivo en la lucha contra la pobreza, la consecución de la seguridad alimentaria y la salud de personas y comunidades. En el Día Internacional de las Mujeres Rurales, este 15 de octubre, recordamos que este colectivo es protagonista de una silenciosa transformación local y global.

Las mujeres representan algo más del 40% de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo, pudiendo llegar a más del 50% en determinadas partes de África y Asia. Sin embargo, sus derechos son vulnerados en cuanto al acceso a la propiedad de la tierra y el ganado, la igualdad de remuneración, la participación en la toma de decisiones de entidades como las cooperativas agrarias, y el acceso a recursos, crédito y mercados para sus productos, que garanticen la viabilidad de sus explotaciones.

Todas estas manifestaciones de desigualdad se traducen en dificultades para disfrutar de una vida digna, pero también en pérdida de potencial para  acabar con la pobreza y el hambre: se calcula que si las mujeres tuvieran el mismo acceso que los hombres a los recursos, la producción agrícola en los países en desarrollo aumentaría entre 2,5 y 4% y el número de personas desnutridas en el mundo disminuiría aproximadamente entre un 12% y un 17% (FAO, 2011).

Mujeres rurales en El Salvador

Proclade Bética apoya desde hace años a las mujeres rurales salvadoreñas a través de proyectos de emprendimiento económico y fortalecimiento asociativo, de la mano de su socio local Fundación Cordes. Entre los proyectos que se han desarrollado en esta línea, se encuentra ya en fase de finalización el de ‘Fortalecimiento de las capacidades organizativas, participativas y económicas de tres Asociaciones de Mujeres en Aguilares, El Paisnal y San Pablo de Tacachico (El Salvador)’, financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID).

Este proyecto se plantea como objetivo reducir las desigualdades que sufren las mujeres de la región en derechos sociales, participación política y recursos económicos, mediante la formación, el fortalecimiento organizativo de las asociaciones implicadas y la puesta en marcha de emprendimientos económicos.

La población destinataria del proyecto son 575 personas (288 mujeres y 287 hombres de los tres municipios). Las mujeres involucradas forman parte de tres asociaciones de mujeres: Asociación de Desarrollo Comunal de Mujeres Organizadas del Municipio de Aguilares (ADCMA), Asociación Municipal de Mujeres patricia Puertas (AMUDEP) de El Paisnal y la Asociación Municipal de Mujeres Las Guadalupanas de San Pablo Tacachico (ADEMGUAPE) y los hombres forman parte del núcleo familiar de las mujeres que son parte de las tres Asociaciones. También participan en el proyecto hombres y mujeres que viven en las diferentes comunidades de los tres municipios.

Si quieres saber más sobre el Proyecto de Fortalecimiento de las capacidades organizativas, participativas y económicas de tres Asociaciones de Mujeres en Aguilares, El Paisnal y San Pablo de Tacachico (El Salvador), pincha aquí.

Nos importa tu opinión, deja aquí tu comentario