Fortalecimiento de mujeres de El Salvador mediante agricultura ecológica y sostenible.

13/02/2024

Mujeres organizadas de San Pablo Tacachico, ejercen sus derechos de organización, económicos, incidencia y participación, fortaleciendo su soberanía alimentaria con enfoque agroecológico.

¿Dónde?

El proyecto se ubica en 12 comunidades del municipio de San Pablo Tacachico, departamento de La Libertad en El Salvador.

 

¿Quién lo solicita?

Fundación CORDES es una ONGD, sin fines de lucro. Nace el 20/06/1988 con el fin de promover la defensa y respeto de los derechos humanos de la población desplazada y refugiada. Trabajan de forma comunitaria, con compromiso por el desarrollo sostenible, la equidad de género y la conservación del medio ambiente en comunidades donde la pobreza se vio profundizada por las secuelas de la guerra civil. Su base social está formada por población de comunidades rurales, que forman su asamblea nacional. CORDES tiene descentralizado su trabajo a través de 6 oficinas regionales. Entre ellas se encuentra la de San Pablo de Tacachico, de la región IV, que impulsa este proyecto.

CORDES, junto a las 12 comunidades representadas por su Asociación de Desarrollo Comunal (ADESCO) y Gobierno municipal de San Pablo Tacachico, han sido responsables del proceso de identificación en terreno, formulación del proyecto y serán responsables de ejecutar directamente los componentes de la intervención.

 

¿Por qué? ¿Para quién?

Según el Mapa de pobreza de el Salvador, el municipio de San Pablo Tacachico está calificado como de pobreza moderada. Esto significa que la mayoría de las familias sufren carencias de ingresos e incapacidad para satisfacer sus necesidades básicas. Lo cual incluye: educación, salud, agua potable, saneamiento, vivienda digna, etc., que no les permite superar su situación de vulnerabilidad.

La mayoría de la población se dedica a la agricultura de subsistencia (66.8%). El promedio de ingresos mensuales es de $150 por familia (unos €140.00). Esta situación repercute en dificultades para mantener una alimentación equilibrada, pero también el acceso a derechos básicos como una educación de calidad, vivienda adecuada, servicios básicos, recreación, entre otros.

Las políticas para resolver el problema alimentario en El Salvador, han priorizado la búsqueda de la Seguridad Alimentaria. Esto es, que todas las personas tengan acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus necesidades. Sin embargo, estos esfuerzos no han conseguido su objetivo. La Soberanía Alimentaria es el derecho de los pueblos a definir y controlar sus sistemas alimentarios y de producción de alimentos, tanto a nivel local como nacional, de forma equitativa, soberana y respetuosa con el medio ambiente. Esto es, por tanto, una solución para superar la crisis de producción y acceso, así como para prevenir el surgimiento de futuras crisis, obteniendo los alimentos desde la producción local sostenible y garantizando una vida digna en el área rural, especialmente a las mujeres.

Gracias a este proyecto, 200 mujeres podrán ejercer autonomía socioeconómica y derecho a una soberanía alimentaria mediante sistemas agroecológicos sostenibles de producción en 12 comunidades de San Pablo Tacachico.

¿En qué consiste?

Este proyecto busca garantizar el ejercicio del derecho a la seguridad y soberanía alimentaria, a través de sistemas sostenibles de producción y fortalecimiento de organizaciones de mujeres, mediante:

  • La implantación de 200 sistemas agropecuarios agroecológicos sostenibles con mujeres.
  • El fortalecimiento de la política pública agropecuaria municipal con la participación de las productoras-comercializadoras.
  • El fortalecimiento de las capacidades mediante un plan formativo para la producción sostenible y la comercialización de los productos. Logrando así que las mujeres tengan control de la producción, del consumo y de los ingresos obtenidos de la comercialización de los productos.
  • Para avanzar en el empoderamiento de las mujeres, se trabajará el cambio de las relaciones de poder. De esta forma se garantiza que formen parte de los órganos de decisión, demandando el pleno ejercicio de sus derechos.

 

¿Cuánto?

Total del proyecto: 320.115 €
Aportación comprometida por Proclade Bética en 2024:  7.050 €

Proyecto financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID)

hacer una donación

Nos importa tu opinión, deja aquí tu comentario